!-- Facebook Pixel Code -->

Las expos son el canal perfecto para interceptar clientes. Pero el primer paso para hacerlos clientes es sorprenderlos; porque solo lo disruptivo es capaz de vivir en su mente, aún después de que el olvido intenta controlar todo.

El objetivo de crear un stand disruptivo es generar una presencia de marca potente. Y lo podemos hacer de miles de formas, solo es necesaria la creatividad que lo permita y dejar de tener miedo a los riesgos.

Para lograr este objetivo tenemos que romper una línea creativa, o el flujo de la cotidianidad, generando un foco de atención. Pero es primordial hacernos y respondernos las siguientes preguntas:

¿Cuál es el sentimiento que quiero provocar a mis clientes?

Cuando nos preguntemos esto, incluso podemos pensar en la frase que diría o pensaría el que observa, para así crearnos un esquema de los sentimientos que evocan nuestra idea.

¿Qué tendría que hacer para llamar su atención de una forma que les fuera imposible no verme?

Aquí hay que generar la idea creativa. Una vez tengamos los sentimientos que queremos provocar, es hora de representar en algo más tangible esos sentimientos. Que colores tendrían, si se pondrá algo en texto y si es suficientemente potente el mensaje que queremos transmitir.

¿Cómo podría utilizar el entorno de una forma creativa?

Este es el momento de pensar en cómo aterrizar a físico toda tu idea. Materiales, formas y estructuras. Y ver si el espacio que tienes es propicio para hacer factibles tus ideas.

22 (2)

Hoy el reto, no es solo ser diferente, hay que lograr amplificar y viralizar los mensajes, para obtener una vinculación emocional con nuestro target. Así que tener un objetivo claro, y utilizar la creatividad para provocar deseo y reflexión deben ser los pilares para crear stands.

LLAMA
MAPA